Llámenos 866.600.2273


Paciente Recibe Implante que Restaura su Vista en UI Health

Patient Receives Vision-Restoring Retinal Implant at UI Health

martes, noviembre 15, 2016

"Él me ha estado siguiendo toda su vida", dijo Jimmy Selby con asombro al ver a su hermano Robert caminar por un pasillo de UI Health, señalando las puertas y los bordes sin usar su bastón. Jimmy alcanzó a Robert, quien había entrado en la oficina de alguien. "Sólo estoy viendo", dijo Robert. Los dos comenzaron a reír.

Robert Selby, un hombre de 54 años que es legalmente ciego y de Hazelwood, Missouri. Él tiene retinosis pigmentaria (RP), una rara condición congénita que daña la vista progresivamente, llevando a la ceguera o a un estado cercano a la ceguera total. Pero con la ayuda de una retina artificial llamada Argus II - la cual fue implantada en su ojo izquierdo a finales de octubre en UI Health y encendida el 16 de noviembre - él espera poder ser más independiente y seguro. Él es la primera persona de Missouri en recibir el implante, y una de las aproximadamente 60 personas en los Estados Unidos que tienen un Argus II.

Tan sólo algunos momentos después de que el dispositivo fue encendido, Selby reportó que podía ver "destellos de luz". Los destellos indican bordes u objetos - ya sea una persona, una puerta u otro borde.

Dr. Jennifer Lim and Robert Selby; Argus II; retinal implant

La Dra. Jennifer Lim y el paciente con el Argus II, Robert Selby, levantan sus pulgares después de que el implante de retina fue encendido por primera vez.
Foto: Sharon Parmet.

"¡Guau! Puedo ver que va a tomar mucho trabajo poder interpretar lo que significan los destellos de luz, pero desde ya puedo decir que es sorprendente", dijo Selby. "Tengo mucho que aprender".

Selby vio alrededor de la habitación llena de familiares y personal de UI Health, y pudo detectar la ubicación de cada persona, a quienes podía "ver" gracias a los destellos de luz que se producían a través del Argus II. "Allí hay una persona, allá hay otra, allá hay otra", decía.

Selby, quien vive con su hija adulta y su nieta, comenzó a perder la vista a los 8 años.

"Me estaba tropezando constantemente con las cosas y tenía problemas con la visión periférica", dijo. A menudo seguía el sonido de la voz de su hermano menor, Jimmy. Su visión empeoró gradualmente hasta que terminó con una ceguera casi total a los 20 años.

Selby había estado siguiendo el desarrollo de la tecnología que prometía renovar la vista. En el año 2013, la prótesis de la retina, Argus II, hecha por Second Sight, fue aprobada por la FDA como tratamiento para la RP, y UI Health se convirtió en uno de los 13 centros en los Estados Unidos que ofrecen el dispositivo. Aproximadamente 400,000 personas en el mundo son legalmente ciegas debido a la RP.

La Dra. Jennifer Lim (Inglés), directora del Servicio de Retinas de UI Health, lideró la cirugía para colocar el arreglo de electrodos del Argus II en la retina de Selby.

"Me llena de humildad y de gratitud el hecho de que después de tantos años de seguir los desarrollos de este tipo de tecnología, ahora puedo verlos en funcionamiento en uno de mis pacientes", dijo Lim, quien es la titular Marion Schenk para la investigación del ojo en envejecimiento (Marion Schenk Chair for Research of the Aging Eye) y profesora de oftalmología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Illinois.

El Argus II consta de una cámara miniatura colocada en un par de lentes que convierte imágenes de video en impulsos eléctricos que son transmitidos inalámbricamente a un arreglo de electrodos en la superficie de la retina. Los pulsos estimulan las células de la retina que aún son sensibles a la luz, lo que envía señales a través del nervio óptico hacia el cerebro, donde son traducidas en imágenes.

"Mi hermano bromea diciendo que el implante podría detectar actividad paranormal", dijo Selby. Él y Jimmy son "cazafantasmas" y usan equipo audiovisual para detectar señales inusuales e investigar reportes de apariciones en el área de San Louis.

El dispositivo no le proporcionará ningún beneficio a Selby en su juego de beep ball, el cual es jugado por jugadores ciegos y videntes que usan vendas en los ojos. Selby es miembro del Firing Squad de San Louis, un equipo de beep ball que ganó el Torneo Mind's Eye de Beep Ball en julio de 2016, el cual reunió a 22 equipos del área de San Louis.

Como en el béisbol, los jugadores de beep ball necesitan golpear una pelota lanzada por un lanzador y correr por las bases. El lanzador está en el equipo del bateador, y la pelota y las bases emiten un sonido.

"Tener un poco de visión no me va a ayudar mucho, pero creo que algunos de mis compañeros de equipo y otros miembros de la liga en la que jugamos que son ciegos debido a retinosis pigmentaria podrían estar interesados en saber más sobre mi implante", dijo Selby.

Selby se someterá a un entrenamiento extensivo en la Enfermería de Ojos y Oídos de Illinois en UI Health para aprender a usar el dispositivo y cómo interpretar las señales que este proporciona, dijo Lim.

Argus II patient Robert Selby; retinal implant; Argus II

Paciente con Argus II, Robert Selby. Foto: Jimmy Schaus.

"Tomará algún tiempo aprender a detectar objetos usando la cámara en los lentes, y también darme cuenta de lo que significan los destellos de luz", dijo Lim.

En pruebas clínicas tempranas del Argus II, los participantes mejoraron en tareas como detectar las esquinas en las calles, caminar por la acera y percibir objetos como ventanas y puertas. Algunos de los participantes pudieron separar la ropa de colores claros y oscuros y pudieron leer letras grandes (de un tamaño de alrededor de 9 pulgadas).

"En términos de lo que otros pacientes han visto, no va a ser una visión normal, donde se pueden ver rostros y reconocer características finas", dijo Lim. "Pero le dará más libertad y confianza para poder moverse y navegar por su ambiente".