Llámenos 866.600.2273


El Asma y Las Alergias Severas de Rocio Prieto Afectaron su Carrera, sus Relaciones e Incluso su Forma de Vestir

Rocio's asthma treatment at the University of Illinois Hospital

Tenía asma cuando era niña, pero no tenía alergias. Sin embargo, conforme fui creciendo, también desarrollé alergias. 

Agosto y septiembre eran los peores meses. La temporada de ambrosía me provocaba jadeos incesantes y tenía que usar mi inhalador muy seguido.

Me deshice de mis alfombras. Tenía cubiertas protectoras en todas mis almohadas. No podía usar chaquetas de plumón. Tenía una alergia severa a los gatos. Mi condición era tan mala que, en una clase, entré al salón e inmediatamente se me fue la respiración. Resulta que una estudiante en una clase anterior tenía un gato.

Amaba mi trabajo en el Programa de Salud Urbana del Sistema de Ciencias de la Salud y Hospital de la Universidad de Illinois (University of Illinois Hospital & Health Sciences System), pero me sentía miserable al venir al trabajo ya que había alfombras. Mi asma se empeoraba constantemente. No podía caminar por mucho tiempo. 

Cuando mi hijo me dijo que él y su novia compraron un gato, le dije: "¡Oh no! ¡Ya no puedo abrazarte!"

En el pasado, había intentado buscar tratamientos. Pero, durante las pruebas para ver a qué era alérgica, tuve una reacción tan severa que lo detuvieron todo. Nunca regresé y nunca recibí tratamiento.

Tengo una amiga que es enfermera en la clínica de alergias de la Universidad de Illinois (University of Illinois), y ella me convenció de ver a la Dra. Nyenhuis. La doctora me dijo que yo era candidata para un tratamiento contra alergias y pensé que no perdía nada al intentarlo.

Conociendo mi historia, la Dra. Nyenhuis monitoreó cuidadosamente mis pruebas iniciales y las superé. Luego, recibí inyecciones semanales por seis meses. Ahora, sólo recibo mantenimiento una vez al mes.

Este tratamiento ha cambiado mi vida completamente. No uso mi inhalador, puedo usar chaquetas de plumón, puedo ir a la casa de mi hijo y jugar con los gatos, y ni siquiera noto que es la temporada de ambrosía. 

Es un final feliz. Estoy muy emocionada".