Llámenos 866.600.2273


Tratamiento

Hoy en día hay más opciones de tratamiento que nunca para el melanoma y otros cánceres de piel. Si el melanoma o el tejido sospechoso son detectados durante la evaluación y examinación, el Programa de Melanoma y Cáncer de Piel en UI Health recomendará tratamientos y terapias basadas en la etapa del crecimiento/tumor y los antecedentes médicos individuales.

Cirugía

La cirugía normalmente es el primer tratamiento para el melanoma o cáncer de la piel. Si el melanoma es detectado de forma temprana, la extirpación quirúrgica del tumor es probable que sea exitosa. Los tratamientos quirúrgicos incluyen los siguientes:

Extirpación Simple: Los lunares precancerosos altamente anormales u otras lesiones de la piel pueden requerir solamente una extirpación simple. Éstos son removidos quirúrgicamente junto con sus márgenes.

Extirpación Local Amplia: Después de que la lesión haya sido diagnosticada como melanoma, es necesario realizar una extirpación más amplia. Una extirpación de .05 - 2 cm se hace alrededor del tumor, dependiendo de su grosor, y el tejido canceroso y sus márgenes son enviados a patología. Es posible que se necesiten más tratamientos quirúrgicos, como biopsia del ganglio linfático centinela, u otras opciones de tratamiento.

Biopsia del Ganglio Linfático Centinela

La biopsia del ganglio linfático centinela es llevada a cabo en pacientes con melanomas más grandes de 1 mm de grosor o con tumores más pequeños que muestran características de úlceras o de crecimiento activo. Durante una cirugía, una solución radioactiva o colorante (o ambas) se inyecta cerca del tumor para encontrar los nódulos linfáticos centinelas.

Los nódulos que tienen el colorante son removidos y enviados para biopsia. Si hay cáncer, es posible que se remuevan más nódulos linfáticos.

Cirugía de Mohs

La cirugía de Mohs se usa en áreas como el rostro, donde cada milímetro de piel es importante y debe ser preservado. Durante este procedimiento, una pequeña capa de tejido es removida y examinada. Este proceso es repetido hasta que el tejido está libre de cáncer. La cirugía micrográfica de Mohs conserva el mayor tejido posible al remover precisamente las células, capa por capa, y tiene la tasa más alta de éxito en el tratamiento de carcinomas de las células basales y escamosas.