Llámenos 866.600.2273


Problemas Comunes o Molestias por el Embarazo

Cada embarazo es diferente, pero casi todas las mujeres experimentan algunos de estos problemas. Estas son algunas de las molestias comunes y consejos para ayudar a que se sienta mejor.

Náusea y vómitos

La náusea normalmente ocurre durante la primera mitad del embarazo. Más de la mitad de todas las mujeres embarazadas tienen náusea o vómitos durante el primer trimestre. La náusea es causada por cambios hormonales en el cuerpo. Normalmente se resuelve en el segundo trimestre.
Alivio: Coma de cinco a seis comidas pequeñas al día. Asegúrese de comer cada 2 horas y no deje que su estómago esté vacío por mucho tiempo. Antes de levantarse en la mañana, coma carbohidratos salados, como galletas, pan o pan tostado seco, palomitas de maíz o frituras de papa. Levántese despacio y evite movimientos repentinos. Beba líquidos entre comidas. El agua mineral y el limón u otras bebidas de jengibre podrían ayudar con la náusea. El jengibre masticado también puede ayudar a prevenir y reducir la náusea.

Acidez

La acidez es causada por la creación de burbujas en el contenido estomacal, las cuáles se mueven hacia la garganta/esófago, cuando la presión de su bebé y el incremento en el tamaño del útero crean presión sobre el estómago. Se describe como una sensación de ardor, primero en el estómago y luego llegando a la garganta. Normalmente se resuelve después de que nace el bebé.
Alivio: Coma comidas pequeñas y frecuentes. Evite las comidas picantes, grasosas o con mucho gas. Evite acostarse después de comer. También evite fumar. No tome medicamentos sin antes consultar a su partera/médico. También puede tomar Tums para la acidez, pero asegúrese de hablar con su proveedor de cuidados médicos antes de usar otro medicamento.

Gas (Flatulencia)

La flatulencia es causada por la actividad lenta del estómago/intestinos, lo que lleva a una acumulación de gas. Normalmente se resuelve después de que nace el bebé.
Alivio: Limite los alimentos que causan gas como el repollo, alimentos fritos, bebidas carbonatadas, granos enteros, postres dulces y queso.

Constipación

La constipación es causada por la actividad lenta del estómago/intestinos y por la presión causada por el crecimiento del útero. Los síntomas deberían mejorar después del nacimiento del bebé.
Alivio: Beba líquidos extra y coma cereales integrales, frutas frescas y vegetales crudos. Los líquidos tibios y el ejercicio regular también pueden ayudar a estimular la actividad intestinal. No tome ningún medicamento sin antes consultar a su partera/médico.


Sensibilidad en los senos

Es causada por cambios en las hormonas y el incremento en el peso y tamaño de los senos.
Alivio: Use un sostén que se ajuste bien y que proporcione soporte. Evite usar jabón en sus senos y pezones, y manténgalos secos. Puede usar lanolina u otros lubricantes de senos.

Inflamación de pies y manos


La inflamación es causada por la presión del útero en las venas de la parte baja del cuerpo, lo que interfiere con el flujo sanguíneo. Reporte cualquier inflamación inusual en su rostro, manos o pies a su enfermera partera/médico.
Alivio: Evite sentarse o pararse por largos períodos de tiempo y eleve sus pies varias veces al día. Acuéstese sobre su lado izquierdo para mejorar la circulación. Beba de seis a ocho vasos de agua al día y evite alimentos que sean altos en azúcar o sal.

Venas varicosas

Las venas varicosas son causadas por la presión del útero sobre las venas en la parte baja del cuerpo.
Alivio: Evite sentarse o pararse por largos períodos de tiempo. Eleve las piernas sobre la altura del corazón al menos dos veces al día. Los zapatos cómodos y medias de soporte pueden ayudar a aliviar estos síntomas.

Hemorroides

Las hemorroides son causadas por un aumento en la presión en las venas debajo del útero. La constipación y el esfuerzo para defecar también puede causar hemorroides.
Alivio: Beba líquidos extra y coma frutas y vegetales para prevenir la constipación. Los baños de asientos tibios y las almohadillas de hamamelis pueden causar alivio. No haga esfuerzo al defecar.

Dificultad para respirar

La dificultad para respirar es causada por el aumento del tamaño del útero y por la presión que el bebé causa sobre el diafragma. Los síntomas se aliviarán después del nacimiento del bebé.
Alivio: Duerma con la cabeza elevada en almohadas extra. Evite el ejercicio que haga que la dificultad para respirar empeore. Evite la ropa apretada.

Dolor de espalda

El dolor de espalda puede deberse a varios factores, como fatiga muscular, cambio en el centro de gravedad, presión en el útero y aumento del tamaño de los senos.
Alivio: El ejercicio ligero y buena mecánica corporal podrían ayudar a aliviar los síntomas. Evite pararse por largos períodos de tiempo. Use un sostén de apoyo o una faja de maternidad, o use almohadillas calientes para aliviar los síntomas.

Fatiga

Hay muchas causas para la fatiga, incluyendo cambios físicos, problemas para dormir y molestias físicas.
Alivio: Intente dormir adecuadamente y descansar durante el día. El ejercicio ligero podría ayudar, pero evite ejercitarse durante las 2 horas antes de dormir. Las bebidas tibias antes de dormir podrían ayudar, pero evite las bebidas con cafeína.

Calambres en las piernas

Los calambres podrían estar causados por varios factores, incluyendo estiramiento de músculos, presión del útero y un desequilibrio de calcio.
Alivio: Intente estirar las pantorrillas al inclinarse hacia una pared y con sus brazos contra la pared y sus pies rectos sobre el suelo. También puede intentar doblar su pie en la posición opuesta. Tome sus vitaminas prenatales conforme lo indicado (tienen calcio). Puede aumentar su consumo de calcio con alimentos como leche, yogurt o queso. 

Frecuencia urinaria

La necesidad frecuente de orinar es causada por presión en la vejiga debido al crecimiento del útero. Los síntomas deberían aliviarse después del nacimiento del bebé.
Alivio: Beba de seis a ocho vasos de agua al día para prevenir la retención de orina en la vejiga, lo que podría causar una infección. Evite las bebidas con alcohol o cafeína. Reporte cualquier sangrado o ardor al orinar a su partera/médico.

Descarga vaginal

La descarga vaginal es causada por cambios en los niveles hormonales. La descarga puede ser blanca y fina, y puede aumentar en los últimos meses de embarazo. Debería reportar cualquier descarga amarilla, verde, con sangre o con mal olor, o cualquier picazón o ardor a su partera/médico.
Alivio: Use ropa interior de algodón. No use duchas, sprays o polvos vaginales. Evite las medias o la ropa apretada.

Cambios emocionales

Hay muchas causas para los cambios emocionales durante el embarazo, incluyendo cambios en los niveles hormonales y el temor sobre el convertirse en mamá.
Alivio: Tómese su tiempo para descansar y disfrute actividades que le interesen. Hable con sus amigos y familia sobre sus sentimientos y hable con su partera/médico sobre cualquier inquietud que tenga.

Si tiene algún problema o pregunta, por favor llame a su clínica:
Clínica de Medicina Familiar (Family Medicine Clinic) — 312.996.2901
Servicios de Salud para la Mujer — 312.413.7500