Llámenos 866.600.2273


Preguntas Frecuentes Sobre la Lactancia

Las primeras semanas de lactancia pueden ser las más difíciles. Es normal tener miedo o preguntas. No se preocupe. Los dos aprenderán lo que necesitan saber juntos. Se sorprenderá al ver qué tanto pueden aprender del otro. Además, las enfermeras, médicos y consejeros de lactancia estarán siempre listos y dispuestos a ayudar. ¡Sólo debe pedir su ayuda!

Aquí hay respuestas a algunas preguntas que las madres se hacen a menudo:

¿Mi bebé está tomando suficiente leche? 
En lo que respecta a alimentar a su bebé, lo que entra debe salir. Usted puede saber qué tanta leche está recibiendo su bebé al revisar sus pañales:

24 horas después del nacimiento: El bebé debería mojar 1-2 pañales y defecar en 1-2 pañales. Días 2 y 3 después del nacimiento : El bebé debería mojar 3-4 pañales y defecar en 2-3 pañales. Días 4 y 5 después del nacimiento : baby El bebé debería mojar 5 a 6 pañales y defecar en 3 a 4 pañales al día.

¿Cómo puedo saber cuando mi bebé tiene hambre?  
No espere hasta que su bebé llore para alimentarlo. Los recién nacidos deberían ser alimentados tan pronto como muestren señales de hambre. Estas incluyen:

  • Mayor alerta o actividad
  • Reflejos (acariciar su seno)
  • Hacer ruido con los labios o abrir y cerrar la boca
  • Succionar su mano o dedos
  • Llorar 

¿Qué tan a menudo debería alimentar a mi bebé?

  • Alimente a su bebé tan a menudo y por cuanto tiempo como su bebé lo desee – 10-15 minutos en cada seno al menos cada 1.5-3 horas.
  • Puede que necesite despertar a su bebé para alimentarlo – no deje que duerma más de 3 horas a la vez.
  • Si su bebé se molesta al alimentarse, no se preocupe. Los bebés se distraen fácilmente. Para calmar a su bebé, escoja un lugar tranquilo para alimentarlo. También puede ayudar si lo alimenta en el mismo lugar cada vez.
  • Asegúrese de sacarle el aire a su bebé después de alimentarlo con cada seno. Puede hacer esto sosteniendo a su bebé contra la parte superior de su pecho o sentando a su bebé sobre su regazo y dándole palmaditas suaves y frotando su espalda.  

¿Puedo malcriar a mi bebé?  
Los bebés no pueden malcriarse. Cuando su bebé necesite comodidad, alimentos o ser sostenido, intentará hacérselo saber. Cuando usted responde a las necesidades de su bebé, le ayuda a crear confianza. Este es un momento para llenar a su bebé de amor y para atender sus necesidades.
¿Por qué mi bebé tiene tanta hambre?
Los bebés comen mucho. Esto es incluso más cierto durante un período de crecimiento. Los períodos de crecimiento normalmente suceden en las semanas 2 y 6 de edad, y luego a los 3 y 6 meses. Durante estos momentos, su bebé se amamantará más a menudo. No se alarme. Su bebé no debería necesitar fórmula o suplementos.
¿Mi bebé necesita agua o vitaminas extra?
La leche de la mamá proporciona todos los líquidos y nutrientes que el bebé necesita. No debería añadir agua, vitaminas o hierro durante los primeros seis meses de lactancia. A los 6 meses, empiece a ofrecerle al bebé alimentos que contengan hierro.
¿El peso de mi bebé está bien?
Es normal que su bebé pierda peso durante la primera semana de vida. Luego, empieza a ganar peso y llegará al peso de nacimiento al final de la segunda semana.
¿Es normal que mis senos duelan?
Puede sentir molestias al empezar a amamantar, pero no debería doler. El dolor puede ser causado por:
Prendimiento incorrecto: 

  • Asegúrese de que la lengua de su bebé esté debajo de su pezón y que la mayor parte de la aureola (el círculo oscuro alrededor de su pezón) esté en la boca de su bebé.
  • Pídale a su enfermera, médico o consejera de lactancia que vean cómo se sujeta su hijo durante la lactancia.     

Engorgamiento:

  • El engorgamiento ocurre cuando el seno está demasiado lleno de leche porque usted está produciendo más leche de la que su bebé está tomando. Esto le duele a la madre y hace que sea más difícil amamantar al bebé. Si esto sucede, intente hacer lo siguiente:
    • Continúe amamantando. Esta es una condición temporal y mejora cuando aprende a remover el exceso de leche.
    • Saque algo de leche antes de amamantar, ya sea manualmente o con una bomba.
    • Use una compresa tibia (una toalla mojada con agua tibia) o báñese con agua tibia antes de amamantar. Si esto no le causa alivio, use hielo.
    • El acetaminofén (Tylenol) puede ayudar con el dolor continuo y es seguro tomarlo ocasionalmente al amamantar.
    • Busque atención médica si tiene fiebre, si sus senos están calientes, demasiado sensibles y rojos, ya que podría ser señal de infección.