Llámenos 866.600.2273


Enfermedad Hepática Alcohólica

Como el nombre lo sugiere, la enfermedad hepática alcohólica es causada por un consumo excesivo y abuso de alcohol. Esto es común y puede prevenirse. Las personas que beben más de dos bebidas alcohólicas al día están bajo riesgo de sufrir de desórdenes del hígado, de los cuales el síntoma más común incluye náusea, diarrea, anorexia, dolor abdominal e ictericia. Además de los antecedentes médicos y de un examen físico completo, puede haber pruebas bioquímicas, ultrasonidos, tomografías computarizadas o biopsias del hígado para ayudar a diagnosticar la enfermedad. El paso más importante al proporcionar tratamiento es una abstinencia total e inmediata de alcohol. Otros tratamientos dependen de la edad, historial médico, enfermedad y tolerancia a los medicamentos del paciente.