Llámenos 866.600.2273


Esclerosis Múltiple (EM)

La Esclerosis Múltiple (EM) es una enfermedad posiblemente incapacitante del sistema nervioso central. En casos severos, la enfermedad resulta en parálisis permanente o ceguera, y en casos más leves, puede haber adormecimiento de las extremidades.

Clínica para la Esclerosis Múltiple

La Clínica para la Esclerosis Múltiple (Multiple Sclerosis Clinic) en UI Health proporciona cuidado completo y compasivo para pacientes con esclerosis múltiple y enfermedades relacionadas. Nuestros expertos de múltiples especialidades colaboran para proporcionar cuidado y tratamiento personalizado para permitir que nuestros pacientes manejen su condición mejor y mejoren su calidad de vida. Ofrecemos los tratamientos más modernos tomando en cuenta la seguridad y calidad de vida.

Síntomas de la Esclerosis Múltiple

Debido a que la EM afecta el sistema nervioso central, el cual controla todas las acciones del cuerpo, los síntomas pueden variar dependiendo de qué nervios están dañados y en qué medida. Los síntomas pueden ser tan leves que algunos pacientes no notan nada hasta después, mientras que otros pueden estar conscientes de ello desde etapas muy tempranas. Las señales de advertencia más comunes de la EM son:

  • Problemas de la vejiga o intestinos
  • Anormalidades cognitivas de la memoria, pensamiento y concentración
  • Depresión y otros cambios emocionales
  • Fatiga
  • Visión borrosa o doble prolongada
  • Mareos y vértigo
  • Adormecimiento o debilidad en una o más extremidades
  • Dolor o cosquilleo en algunas partes del cuerpo
  • Movimientos de temblor involuntarios
  • Sensación de choque eléctrico que ocurre con ciertos movimientos del cuello

La Esclerosis Múltiple es una enfermedad impredecible que puede afectar a cada persona de forma diferente. Para algunos, comienza con una sensación sutil y puede tomar meses o incluso años para detectarse. Sin embargo, para otros, los síntomas empeoran más rápidamente - en semanas o meses.

Diagnóstico de la Esclerosis Múltiple

El diagnóstico de EM se hace después de descartar otras condiciones que pueden causar síntomas similares. No hay una sola prueba que pueda confirmar la EM. Después de conocer sus antecedentes médicos y de llevar a cabo una evaluación completa, su médico podría recomendar:

RM del cerebro y/o columna: La RM a menudo revela placas o cicatrices típicas de la EM. Puede mostrar señales claras de inflamación presente en partes profundas del cerebro o médula espinal que son señales de advertencia de la enfermedad.
Evaluación del líquido cefalorraquídeo (LCR): Examinar una muestra del LCR puede mostrar anormalidades asociadas con la EM. Esto también puede ayudar a descartar infecciones y condiciones con síntomas similares a la EM.

Tratamiento para la Esclerosis Múltiple

Ahora se cuenta con muchos tratamientos con medicamentos para modificar el curso de la enfermedad y aliviar los síntomas. Nuestros expertos usan un enfoque completo y de múltiples especialidades para diseñar un plan de tratamiento para satisfacer las necesidades de cada paciente. El tratamiento se enfoca en el manejo de los síntomas, la reducción de la severidad y duración de los ataques y el intentar que el progreso de la enfermedad sea más lento. Nuestro equipo se dedica a mejorar su calidad de vida en general.

Tratamientos para Modificar el Curso de la Enfermedad
Están disponibles varias terapias para modificar la enfermedad para las recaídas de esclerosis múltiple, incluyendo:

  • Terapias inyectables: Medicamentos como los interferones beta y acetato de glatiramer (Copaxona), son inyectados bajo la piel o en el músculo para reducir la frecuencia y severidad de las recaídas.
  • Terapias orales: Medicamentos como fingolimod, dimetilfumarato y teriflunomida pueden reducir la tasa de recaída.   
  • Tratamiento de anticuerpos monoclonales: Un anticuerpo monoclonal es una molécula producida por laboratorios creada para enlazarse a células o proteínas específicas. Para la EM, estos tratamientos, que son administrados por vía intravenosa, incluyen natalizumab (Tysabri) y alemtuzumab (Lemtrada).

Tratamientos para Síntomas de EM

  • Fisioterapia:  Un fisioterapeuta puede enseñarle ejercicios y mostrarle cómo usar dispositivos para hacer que sea más fácil realizar sus tareas cotidianas. La terapia física también puede ayudar a manejar la debilidad de las piernas y problemas al caminar que a menudo están asociados con la EM.
  • Relajantes musculares: Estos pueden ayudar con el dolor, la rigidez muscular o los espasmos.
  • Otros medicamentos: Pueden recetarse otros medicamentos para la depresión, disfunción sexual y problemas con el control de la vejiga o intestinos que están asociados con la EM.

Tratamientos para Ataques Relacionados con la EM
Si está experimentando ataques severos que interfieren con su capacidad para funcionar, podría beneficiarse al recibir:

  • Corticosteroides: Medicamentos recetados en altas dosis para reducir inflamación en los nervios. .
  • Plasmaféresis: Un procedimiento en el cual el plasma, la porción líquida de la sangre, se remueve y se separa de las células sanguíneas. En individuos con EM, la plasmaféresis remueve proteínas en la sangre que son parcialmente responsables por atacar el sistema nervioso central.