Llámenos 866.600.2273


Dolor Pélvico General

Hay varios tipos de trastornos de la salud pélvica que comienzan con dolor general y algunas veces los síntomas pueden aplicarse a varios trastornos diferentes. Nuestro equipo de salud pélvica discutirá sus síntomas para ayudarle a identificar su diagnóstico y para comenzar un plan de tratamiento personalizado.  

Disfunción del suelo pélvico

La disfunción del suelo pélvico (DSP) puede involucrar debilidad o tensión en los músculos (hipertonicidad) que puede incluir dificultad para orinar y defecar, fugas o dolor. Esto puede causar problemas y dolor al sentarse, al realizar actividad física, al tener relaciones sexuales o al realizar cualquier cosa similar a estas actividades.

Síntomas Estreñimiento, frecuencia urinaria, urgencia, sensación de vacío incompleto, dificultad o dolor al ir al baño, dolor al tener relaciones sexuales           
Tratamiento Terapia física, medicamentos, cambios en el estilo de vida y cirugías ocasionalmente     

Dolor Pelvico Crónico

El dolor pélvico crónico (DPC) se define como dolor que se siente en el abdomen o pelvis y que dura 3 meses o más. Para las mujeres, esta dolorosa condición afecta su capacidad para trabajar socializar o tener relaciones sexuales. Puede afectar su calidad de vida significativamente. El dolor pélvico crónico puede ser un síntoma de otra enfermedad o puede ser una condición por sí sola.               

Síntomas Pain, swelling, and muscle dysfunction in the pelvic region; sexual dysfunction, urinary and bowel symptoms
Tratamiento Terapia física, inyecciones de punto de activación en los músculos y ligamentos para alivio terapéutico, tratamientos de cirugía mínimamente invasiva.       

Fibromas

Los fibromas son tumores benignos (no cancerosos) en la pelvis. Muchas mujeres que experimentan síntomas deben tomar medicamentos para el dolor, deben tomar vacaciones en el trabajo o su calidad de vida disminuye. La mayoría de fibromas no causan síntomas: sólo del 10 al 20 por ciento de las mujeres que tienen fibromas necesitan tratamiento.

Síntomas Sangrado menstrual abundante, micción frecuente, estreñimiento y/o dolor rectal, dolor en la espalda baja y/o abdomen, presión en la vejiga o recto. 
Tratamiento Cirugía, histerectomía en mujeres premenopáusicas, miomectomía (los fibromas se remueven y el útero se deja intacto)          

Endometriosis

La endometriosis es cuando el revestimiento uterino se extiende a otras áreas del cuerpo y se implanta anormalmente en áreas fuera del útero, actuando como cicatrices. A menudo, los síntomas son más problemáticos cuando la mujer tiene su período o antes de menstruar. Aproximadamente 176 millones de mujeres sufren de endometriosis y es una de las tres causas principales de infertilidad femenina. Si bien es una de las causas más tratables, sigue siendo la menos tratada.

Síntomas Menstruación dolorosa, dolor durante la actividad sexual, dificultad en el tracto gastrointestinal y urinario, dolor pélvico         
Tratamiento Terapia física, medicamentos, terapia hormonal, cirugía     

Dolor Sexual

Dolor al tener relaciones sexuales o la dispareunia, puede causar problemas en la relación sexual de una pareja y le sucede tanto a los hombres como a las mujeres. Además del dolor físico al tener relaciones sexuales, también es posible que haya efectos emocionales negativos, por lo que el problema debería ser tratado tan pronto como surja.

Abajo hay algunas condiciones que hacen que las relaciones sexuales sean una experiencia dolorosa:                      

  • Vaginismo Esta es una condición común. Involucra un espasmo involuntario de los músculos vaginales, principalmente causado por el miedo a ser lastimada.                   
  • Infecciones vaginales Estas condiciones son comunes e incluyen las infecciones por hongos en forma de levaduras.                      
  • Problems with the cervix (apertura del útero). En este caso, el pene puede tocar el cérvix al alcanzar la máxima penetración, por lo que los problemas con el cérvix (como las infecciones) pueden causar dolor durante la penetración profunda.
  • Menopausia Con la menopausia, el revestimiento vaginal puede perder su humedad normal y secarse.                     
  • Lesión a la vulva o vagina  Estas lesiones pueden incluir una rasgadura por el parto o por un corte (episiotomía) hecho en el área de la piel entre la vagina y el ano durante el parto.