Llámenos 866.600.2273


Opciones de Cirugía

En algunos casos, la cirugía es la mejor opción de tratamiento, especialmente cuando los otros tratamientos no son útiles. Algunos tratamientos quirúrgicos pueden llevarse a cabo como procedimientos ambulatorios.

Estimulación del nervio sacro (ENS)
La estimulación del nervio sacro (ENS) estimula los nervios que controlan la función rectal y de los intestinos. La terapia envía ligeros pulsos eléctricos por medio de un cable a los nervios cerca de su cóccix y se enfoca en el problema de comunicación entre el cerebro y los nervios que controlan la función de los intestinos.

Esta terapia está aprobada por la FDA y es efectiva en la mayoría de pacientes. Una de las ventajas con este tratamiento es que puede disfrutar de un período de prueba de 1-2 semanas. La fase de pruebas establece que la terapia funciona y le da a usted y al médico la oportunidad de evaluar si este es el mejor tratamiento para usted. La ENS requiere dos pequeñas cirugías, lo que se puede hacer bajo anestesia local.

Reparación del prolapso rectal
Este es un tratamiento quirúrgico. El prolapso puede ser reparado ya sea con una reparación rectal o con una reparación abdominal. Una reparación rectal es una cirugía menor, pero el riesgo de recurrencia es mayor. Esta opción quirúrgica normalmente se escoge para pacientes mayores. Una reparación abdominal o rectopexia puede llevarse a cabo con técnicas robóticas, y este método normalmente se escoge para pacientes menores o en mejor condición física.

Rectopexia ventral
La rectopexia ventral puede ayudar a los pacientes con incontinencia fecal y problemas de eliminación (dificultad para vaciar el recto). Este procedimiento involucra levantar el recto a su posición anatómica normal. Un pedazo de malla es cocido al frente del recto y es asegurado al sacro. Este procedimiento a menudo es mínimamente invasivo usando una técnica robótica o de laparoscopia.

Female Procedimientos femeninos

Cirugía de reconstrucción vaginal
Los procedimientos reconstructivos involucran técnicas para restaurar la vejiga, vagina y recto a su posición y función normal. Usamos una variedad de enfoques quirúrgicos para asegurar una reparación segura y duradera con el menor tiempo de recuperación posible. Nuestro equipo trabaja con pacientes para seleccionar el mejor enfoque para cada individuo.

Procedimientos masculinos

Cirugía de esfínter artificial
El esfínter es un músculo que permite que su cuerpo retenga la orina y heces. Un esfínter inflable artificial (hecho por el hombre) es un dispositivo médico que permite que la orina/heces se salgan cuando los músculos de su esfínter ya no funcionen bien. Cuando necesita vaciar la vejiga (o el recto), el mango del esfínter artificial puede relajarse para que se pueda liberar la orina/heces.

Urethroplastia (Cirugía de reconstrucción de la uretra)
La uretroplastía es un procedimiento quirúrgico para tratar la constricción (estrechamiento). La uretroplastía puede llevarse a cabo por medio de 2 métodos: reparaciones primarias que involucran la eliminación completa de la parte más estrecha de la uretra. Las partes más cercanas y lejanas se vuelven a unir. El segundo método de uretroplastia usa una transferencia de tejido o una cirugía de injertos de mucosa bucal. En este método, el tejido es injertado de los tejidos de la vejiga o de la mucosa bucal y se usa para alargar el segmento estrecho de la uretra.

UroLift
El UroLift es un tratamiento mínimamente invasivo para hombres que sufren de síntomas urinarios relacionados con la hiperplasia prostática benigna (BPH o engrandecimiento de la próstata). El sistema UroLift abre la parte de la uretra en la próstata (el tubo que pasa a través del centro de la próstata), por lo que calma la obstrucción. Este sistema involucra la inserción de pequeños implantes permanentes que son insertados con la ayuda de un cistoscopio o de una cámara pequeña. Los implantes funcionan al levantar los lóbulos laterales de la próstata, creando un pasaje en medio de la próstata obstruida.

Procedimiento de cabestrillo masculino
El procedimiento de cabestrillo masculino fue desarrollado para ayudar a los hombres con incontinencia urinaria debido a la debilidad del esfínter o a la insuficiencia para establecer la cirugía pélvica previa. Si la incontinencia es moderada o leve, esta opción puede usarse en lugar de un esfínter urinario artificial. El procedimiento involucra colocar una malla sintética en el área de la ingle para comprimir la uretra y aliviar las fugas urinarias.

Cirugía de láser verde para próstata
La cirugía de láser verde para próstata es un procedimiento mínimamente invasivo que se usa en próstatas grandes para remover el tejido de la próstata que bloquea el flujo de orina de la vejiga. Usa una energía única de láser de alto poder, el cual es absorbido selectivamente por la sangre dentro del tejido de la próstata, lo cual lleva a la vaporización y a la eliminación del tejido, llevando a un canal abierto para que pase la orina. Al mismo tiempo, el láser sella los vasos sanguíneos debajo del área de vaporización, lo que resulta en menor sangrado. En comparación con la resección transuretral tradicional de próstata (TURP), el láser luz verde tiene menores efectos secundarios y un tiempo de recuperación más rápido.