× Actualizaciones de COVID-19: Vea la información más reciente

Llámenos 866.600.2273


Causas del Asma

Si bien las investigaciones han revelado mucho sobre el asma en las últimas décadas, aún no entendemos realmente qué es lo que causa la enfermedad. Cada vez contamos con más elementos de información intrigante sobre el asma, pero no sabemos cómo dichos elementos terminarán relacionándose. Algunos elementos serán las causas, otros serán factores contribuyentes y algunos serán callejones sin salida.

Por medio de investigación constante, continuamos acercándonos al día en el cual toda la información estará en su lugar. Cuando sepamos qué causa el asma, estaremos mucho mejor equipados para prevenirlo y posiblemente para curarlo.

Hasta entonces, tenemos alguna información interesante con la cual podemos trabajar.

Genética

Un factor de riesgo para el asma es una condición llamada atopía, la cual es esencialmente una predisposición para ser alérgico a cosas (se cree que la atopía está presente en alrededor del 20 al 40% de los humanos). La evidencia es muy clara y nos dice que la herencia es parcialmente responsable por la atopía en una persona. De hecho, ha habido progreso en años recientes al identificar en qué parte de los cromosomas se encuentran algunos de los genes responsables por la atopía.

Así que sabemos qué genes contribuyen a la atopía, la cual es un riesgo para desarrollar asma. Pero, ¿hay genes específicos para el asma? La respuesta aún es incierta. La evidencia nos está convenciendo de que el asma no es una enfermedad en un solo gen. Sin embargo, el involucramiento de varios genes diferentes en algunos componentes del asma como la hiperreactividad de las vías respiratorias y la inflamación no relacionada con la atopía parece probable pero no ha sido comprobado.

Infecciones

Un alto porcentaje (probablemente alrededor de 1/3) de los bebés y niños pequeños experimentarán jadeos en algún momento, usualmente durante una infección respiratoria viral. Algunos, pero no todos, de estos niños sufrirán de asma crónica. No está claro cuál es el papel de la infección viral, pero es posible que sea parte de la causa del asma. Los virus que más comúnmente causan jadeos en infantes son el VSR (virus sincicial respiratorio), virus de la parainfluenza y, en niños un poco más grandes, el rinovirus (el virus responsable por los resfriados comunes). 

Calidad del Aire

La evidencia es clara en que la contaminación del aire puede tener un efecto negativo en la respiración de las personas que ya sufren de asma. Los gases como el dióxido de azufre, óxido nítrico y el ozono, se sabe que pueden empeorar la función de los pulmones en los asmáticos, especialmente en altas concentraciones. El material en partículas (pequeñas partículas de líquidos y sólidos) en el aire también se ha demostrado que tiene efectos adversos en la respiración en general, especialmente (pero no exclusivamente) en personas que ya tienen problemas respiratorios. Desafortunadamente, es muy difícil llevar a cabo investigaciones que puedan decirnos si la contaminación en el aire realmente causa asma en personas que aún no sufren de la enfermedad.

El caso en contra del humo de cigarrillos es aún más fuerte que el caso en contra de la contaminación en el aire. Se cree que la exposición al humo de cigarrillos en la niñez contribuye tanto directa como indirectamente al desarrollo de asma. En varios estudios, los niños expuestos al humo de cigarrillos en el hogar han demostrado que tienen tasas más altas de hospitalización debido a enfermedades respiratorias. La enfermedad respiratoria severa antes de los dos años de edad es un factor de riesgo importante para el asma. También se cree que el humo de cigarrillos juega un papel más directo al causar el asma, ya sea a través de sus efectos en el sistema inmune, en la formación de las vías respiratorias, o en ambos. La exposición a humo de cigarrillos en el útero (cuando la madre fuma durante el embarazo) parece ser al menos tan perjudicial como la exposición en el hogar durante la infancia y la niñez temprana. Los riesgos también se incrementan conforme se incrementa la exposición al humo (un efecto llamado "respuesta a dosis", usualmente visto como evidencia de una relación de causalidad).

Países Desarrollados / Países en Vías de Desarrollo

Otra observación que puede proporcionar pistas sobre las causas del asma es que el asma es mucho más común en naciones industrializadas (como los Estados Unidos, Australia y los países de Europa Occidental) que en países en vías de desarrollo. Aún no sabemos por qué. Es poco probable que esto esté relacionado con la composición genética de las poblaciones, ya que los descendientes de inmigrantes de naciones en vías de desarrollo a naciones industrializadas tienen tasas similares de asma a las de aquellos en su país adoptivo.

Se han sugerido varias teorías para explicar la alta prevalencia del asma en naciones industrializadas. Algunos investigadores creen que las altas tasas de diferentes enfermedades infecciosas en los países en vías de desarrollo (desde sarampión hasta malaria, y desde bacterias hasta parásitos) pueden afectar de alguna manera el sistema inmune de las personas de una forma que los proteja contra el asma. Otros proponen que la diferencia está relacionada con el tiempo que los niños en las naciones industrializadas pasan en casa en comparación con sus contrapartes en las naciones en vías de desarrollo, sugiriendo que la exposición a varios alérgenos o contaminantes es la diferencia clave. Otros aún creen que la disparidad en el peso corporal es lo que causa la discrepancia - los niños en naciones en vías de desarrollo son más delgados que los niños en países occidentales (en los Estados Unidos, en particular, hemos notado un incremento en las tasas de obesidad durante las últimas décadas), y hay algunas evidencias de que un índice de masa corporal más alto puede ser un factor de riesgo para el asma.

La verdadera explicación de la diferencia puede encontrarse en estas razones propuestas, o puede deberse a otro factor completamente diferente (un reconocido investigador recomienda en broma en las conferencias científicas que todos tengan cerdos en casa, ya que los hogares donde se crían cerdos tienen tasas más bajas de asma).

¿Cómo Podrían Relacionarse todas las Causas de Asma?

Una teoría para explicar cómo es causado el asma involucra una combinación de sustentar la susceptibilidad con la exposición al ambiente (a menudo conocido como "factores"). Bajo dicho modelo, se cree que una persona que no ha nacido con una susceptibilidad genética al asma nunca desarrollará la enfermedad, sin importar el ambiente. Una persona que nació genéticamente vulnerable al asma también puede escaparse de la enfermedad si no está expuesta a suficientes "factores" en el ambiente para desarrollarla. Según esta teoría, el asma ocurre sólo cuando la persona es susceptible (a través de la genética) y experimenta dichos factores (aún no identificados) que causan que la enfermedad se manifieste.

Esto ya de por sí es muy complejo, pero las cosas podrían ser aún más complicadas. Algunos científicos creen que lo que llamamos "asma" es realmente diferentes enfermedades causadas de diferentes formas. Es posible, por ejemplo, que el asma que comienza en la infancia o en la niñez pueda ser algo completamente diferente al asma que se desarrolla en la adultez. O tal vez el asma en las personas con alergias podría ser una entidad diferente en comparación con el asma en las personas que no son alérgicas. Estas son algunas de las preguntas que los investigadores están intentando responder actualmente.

¿Qué Cosas no Causan Ama?

En la primera mitad del siglo veinte, era popular atribuir todo tipo de enfermedades a causas psicológicas. Las condiciones desde autismo hasta cáncer (que ahora sabemos que tienen causas biológicas) se creían que eran causadas por la mala crianza y neurosis. El asma era una de las condiciones que los teoristas suponían que tenían un origen psicológico. Desafortunadamente, esta creencia causó confusión y sufrimiento. Los padres de personas asmáticas a menudo se sentían culpables, pensando que habían fallado al criar a sus hijos.

Si bien ha pasado mucho tiempo desde que la medicina respaldaba esta teoría psicoanalítica del asma, la idea aún no ha desaparecido completamente. Algunas personas continúan creyendo erróneamente que, por ejemplo, un padre muy protector puede causar que un niño tenga asma, o que una persona con asma puede sólo "curarse" si lo desea. Estas creencias son completamente infundadas, y es una pena que algunas veces aún causen dolor a personas con asma y a sus familias.