Llámenos 866.600.2273


Cirugía Endocrina

Cirugía de la Glándula Suprarrenal

La adrenalectomía robótica es una alternativa mínimamente invasiva a la laparoscopia tradicional y las cirugías abiertas. La glándula suprarrenal puede ser removida con dos diferentes enfoques usando un sistema robótico. El enfoque tradicional requiere tres o cuatro incisiones pequeñas y se lleva a cabo dentro de la cavidad abdominal. El segundo enfoque, disponible para algunas enfermedades, se lleva a cabo con tres incisiones en la espalda, sin ingresar en la cavidad abdominal, lo que puede permitir una recuperación más rápida y el regreso de la función intestinal. Estos enfoques ofrecen menos dolor, mejor apariencia cosmética y recuperación más rápida en comparación con la cirugía abierta. 

Cirugía de Tiroides

Antes de la tiroidectomía robótica, había dos opciones principales para la cirugía de tiroides: cirugía abierta convencional o cirugía endoscópica. La cirugía abierta de tiroides usa una incisión de 4 - 6 cm en la mayoría de pacientes. El cirujano pondría toda la glándula tiroides en exposición para poder verla directamente y para ver qué remover. Por muchos años, esta era la única técnica disponible. La cirugía endoscópica es una técnica mínimamente invasiva que permite que el cirujano use una pequeña cámara para ver en lo que está trabajando, usando instrumentos endoscópicos específicos. Ambos procedimientos dejan una cicatriz en el cuello. La tiroidectomía robótica elimina la cicatriz del cuello al tener acceso a la glándula tiroidea por medio de una incisión bajo el brazo, llamado enfoque axilar. Esa incisión - de 5 a 7 cm de largo - está escondida, no al frente y en el centro, como las cicatrices en el cuello de la mayoría de cirugías de tiroides. Hay otra incisión pequeña - 5 mm - en el pecho. 

La tiroidectomía robótica es la primera cirugía asistida por robots que se realiza en la cabeza y el cuello.