Llámenos 866.600.2273


Cirugía Gastrointestinal

Cirugía de Hígado

La cirugía robótica puede usarse para tratar diferentes enfermedades del hígado que requieren cirugía, incluyendo el cáncer de hígado, tumores no cancerígenos (adenomas y hemangiomas) y resecciones del hígado. Esta cirugía permite que el cirujano lleve a cabo el mismo tipo de cirugía que se realizará con una técnica abierta, pero sin la incisión grande que normalmente va de un lado al otro del abdomen, llamada incisión bilateral subcostal. Esta es una ventaja increíble en el período de recuperación después de la cirugía. Cuando estas cirugías se llevan a cabo con una técnica abierta, el acceso al hígado es intensivo y requiere cortar los músculos de la pared abdominal. La incisión en el músculo puede causar dolor postoperatorio prolongado, y esto puede afectar el desempeño respiratorio en los primeros días después de la cirugía. El Dr. Giulianotti fue el primer cirujano en el mundo en usar una técnica robótica para extirpar el hígado usando incisiones pequeñas, y ha estado realizando y enseñando este tipo de cirugía por más de una década.

Cirugía Biliar y de la Vesícula Biliar

La cirugía robótica ha revolucionado recientemente la extirpación de la vesícula biliar y el tratamiento de enfermedades biliares, incluyendo eliminación de cálculos, extirpaciones y contracción. Un conjunto destinado de instrumentos especiales permite que los cirujanos remuevan la vesícula biliar por medio de una incisión – 1.5-2 pulgadas de largo – que está escondida en el ombligo para realizar una cirugía que casi podría considerarse sin cicatrices. La cirugía de los conductos biliares que requiere extirpaciones y reconstrucciones normalmente se ha realizado usando cirugía abierta, pero ahora la tecnología mejorada con computadora nos permite realizar la mayoría de esos procedimientos con una técnica mínimamente invasiva.

Cirugía de Páncreas

La cirugía de páncreas se considera que está entre los tipos de procedimientos más difíciles en el abdomen, ya que normalmente requiere una incisión grande que corta todos los músculos de la pared abdominal, de un lado al otro. El Dr. Giulianotti ha sido un pionero en el campo de la cirugía pancreática robótica y actualmente es uno de los pocos en el mundo que puede usar este procedimiento. Las ventajas de usar procedimientos robóticos para las pancreatectomías y la extirpación del páncreas son la recuperación más rápida, menos trauma, menos complicaciones por las heridas y, para los pacientes con cáncer, es posible comenzar el tratamiento de quimioterapia antes que si se realiza una cirugía abierta.

Cirugía de Estómago

El enfoque robótico para las enfermedades gástricas involucra el tratamiento de una amplia variedad de condiciones que incluyen el cáncer y enfermedades benignas. La técnica robótica permite una extirpación precisa y menos traumática del órgano junto con los nódulos linfáticos que pueden estar involucrados en la enfermedad.

Cirugía del Intestino Delgado

La extirpación del intestino delgado puede ser necesaria para tratar diferentes tipos de cáncer o enfermedades inflamatorias del intestino. Estas condiciones pueden ser tratadas usando técnicas asistidas por robots con la ventaja de incisiones más pequeñas y la posibilidad de menos adhesiones y respuestas inflamatorias dentro del abdomen.

Cirugía Colorrectal

Varias condiciones benignas – como divertículo, enfermedades inflamatorias de los intestinos y constricciones – y el cáncer pueden requerir la extirpación parcial o completa del colon. En la mayoría de los casos, un enfoque robótico es factible con todas las ventajas de la cirugía mínimamente invasiva y el aumento de la destreza del sistema da Vinci. La alta precisión de la disección permite remover los nódulos linfáticos y la reconstrucción precisa de la continuidad del intestino, además del incremento en la capacidad para reconocer y preservar los nervios que están involucrados en la actividad sexual y en la función urinaria. Estas cirugías se llevan a cabo con ayuda de la División de Cirugía Colorrectal.