× Actualizaciones de COVID-19: Vea la información más reciente

Llámenos 866.600.2273


Inmunosupresores y Rechazo

El sistema inmune es importante para proteger el cuerpo de la infección y del cáncer. Las células T del sistema inmune circulan en la sangre y trabajan para identificar tejido foráneo. Los antígenos leucocitarios humanos (HLA, por sus siglas en inglés) son moléculas que proporcionan una firma única en todas sus células, informándoles a las células T cuáles células en su cuerpo son suyas.

El sistema inmune de su cuerpo está diseñado para buscar y destruir cualquier objeto foráneo que encuentre en su cuerpo, como un virus de catarro o de la gripe - o un órgano trasplantado. El proceso de destrucción del órgano trasplantado se llama rechazo.

Los medicamentos inmunosupresores - también llamados medicamentos antirrechazo - serán proporcionados para evitar que su sistema inmune dañe el órgano trasplantado. Ya que estos medicamentos disminuyen la actividad del sistema inmune, ellos lo ponen bajo mayor riesgo de ciertos tipos de infecciones y cáncer. Para ayudar a prevenir estos problemas, usted recibirá medicamentos para luchar contra las infecciones y se le indicará que cambie su dosis de medicamentos inmunosupresores para evitar niveles peligrosos. También se esperará que siga una programación clínica estricta para que sus exámenes de sangre y exámenes físicos puedan ser monitoreados de cerca. 

Llame a su coordinador de trasplantes si:

  • No puede tomar sus medicamentos ya que está vomitando o tiene diarrea y está preocupado porque no está absorbiendo sus medicamentos.
  • Ha olvidado tomar sus medicamentos o ha faltado a alguna dosis debido a su enfermedad.
  • Las indicaciones sobre la etiqueta del medicamento obtenido en la farmacia son diferentes a lo que le dijeron.
  • Siente que está teniendo una reacción inusual o efectos secundarios a un medicamento.
  • Le gustaría tomar medicamentos sin receta como Tylenol (acetaminofén) para la fiebre.
  • Su médico local le indica que debe tomar algún medicamento nuevo o si otro médico realiza algún cambio a sus medicamentos actuales.

¿Qué es el Rechazo?

El rechazo ocurre cuando el sistema inmune de su cuerpo responde a la presencia de un riñón trasplantado. Sin embargo, en los receptores de trasplantes, esta respuesta inmune necesita ser suprimida para proteger el riñón trasplantado.

Hay varios tipos de rechazo de riñón. Estos tipos están descritos por el tipo de células que están causando el rechazo, cuando el rechazo ocurre y por la severidad del rechazo.

  • Rechazo hiperagudo: Ocurre minutos después del trasplante de riñón, cuando los anticuerpos del receptor reconocen el riñón inmediatamente como algo foráneo y lo atacan. El rechazo hiperagudo normalmente no puede ser tratado y resulta en la pérdida del riñón. Una prueba especial llamada prueba de compatibilidad se realiza antes de un trasplante de riñón para identificar anticuerpos que pudiesen causar un rechazo hiperagudo.
  • Rechazo agudo acelerado: Ocurre dentro de los primeros tres a siete días después del trasplante. Esta forma de rechazo es difícil de tratar, pero ha habido mejoras recientes en tratamientos para este tipo de rechazo. Los pacientes con niveles altos de anticuerpos (PRA alto) tienen mayor riesgo de desarrollar rechazo agudo acelerado.
  • Rechazo celular agudo: Esta es la forma más común de rechazo y puede suceder en cualquier momento. Alrededor del 15 al 25% de los receptores de trasplantes de riñón tienen al menos un episodio ligero a moderado de rechazo agudo dentro de los primeros tres meses del trasplante. El rechazo agudo puede ser tratado, y sufrir de rechazo agudo no significa que usted pierda su riñón trasplantado, pero es extremadamente importante que el rechazo sea diagnosticado y tratado tan pronto como sea posible.
  • Rechazo crónico: Esto sucede si el proceso de rechazo no se resuelve completamente o si continúa lentamente con el tiempo. Es más difícil de tratar debido a los cambios más permanentes en el tejido renal y eventualmente el riñón perderá toda su función.

¿Cómo Sé que Estoy Rechazando Mi Riñón?

Cuando usted recibe pruebas de función de riñones regularmente, los patrones de los resultados le ayudarán a su médico a observar que le está sucediendo a su riñón trasplantado. Si los resultados de sus exámenes de sangre están fuera de los rangos normales, su médico de trasplantes o coordinador de trasplantes discutirá los resultados con usted. Algunos valores de laboratorio anormales podrían ser aceptables cuando usted se recupera de un trasplante o de una complicación relacionada y estos deberían mejorar con el tiempo.

Después de dejar el hospital, sus exámenes de sangre serán monitoreados menos frecuentemente. Si ocurre rechazo, usted pudiera sufrir de síntomas ligeros, pero algunos pacientes podrían continuar sintiéndose bien por un tiempo. Los síntomas tempranos más comunes incluyen:

  • Fiebre mayor a 100°
  • Pruebas de aumento de la función del riñón
  • Disminución en la producción de orina
  • Sensibilidad sobre el injerto
  • Inflamación en las manos, párpados o extremidades inferiores
  • Aumento de peso de 2-4 libras (1-2 kg) en 24 hora

Además, su doctor podría solicitar que se realice una biopsia del riñón para confirmar que sus síntomas son causados por rechazo.