Llámenos 866.600.2273


Los Proveedores dan su Opinión: Las Vacunas son Importantes para Mantener la Salud y Seguridad Pública

lunes, abril 18, 2016

A pesar de que las vacunas han prevenido enfermedades paralizantes y letales por generaciones, muchas personas arriesgan su propia protección al ignorar la vacunación.

Antes de las vacunas, muchos niños fueron afectados por enfermedades que ellas previenen ahora, como la tos ferina, la difteria, el sarampión y el polio. Esos gérmenes aún existen, pero gracias a las vacunas, no vemos estas enfermedades muy a menudo.

Desafortunadamente, la efectividad se ha convertido en el enemigo de las vacunas, dice la Dra. Pamela Roper, pediatra del Centro de Salud Mile Square en UI Health. "Debido a que no ven las enfermedades de las cuales se están protegiendo, las personas tienden a ignorar las vacunas", dice la Dra. Roper. Al mismo tiempo, añade, mientras más personas se vuelven inmunes, es menos probable que las personas propaguen la enfermedad. La viruela es un ejemplo de una enfermedad que ha sido eliminada como amenaza gracias a generaciones de inmunizaciones.

La vacunación o inmunización es el acto de introducir un producto - conocido como vacuna - en el cuerpo por medio de inyecciones con agujas, administración oral o sprays nasales. Luego, la vacuna imita una infección, lo que permite que el sistema inmune de una persona comience a practicar cómo combatir la enfermedad sin sufrir los efectos destructivos de la infección real. Ya que el sistema inmune ha aprendido exitosamente a combatir la enfermedad, el cuerpo se considera "inmune" a dicha enfermedad.

La Dra. Roper aclara que las vacunas son importantes, ya que los médicos no pueden tratar las enfermedades que las vacunas están diseñadas para combatir. "Desafortunadamente, no hay medicamentos que curen las enfermedades para las cuales usted recibiría una vacuna", dice. "Lo único que puede hacer su médico es sugerir algo para ayudarle a manejar los efectos de la enfermedad hasta que usted mejore, como el Tylenol o la loción de calamina".

Si escogemos no vacunar debido a que ciertas enfermedades son raras, ellas pueden propagarse rápidamente. En los años 70s, Japón sufrió una epidemia devastadora de tos ferina debido a la disminución en las tasas de vacunación contra dicha enfermedad.

En 1974, Japón inmunizó exitosamente a casi el 80% de todos los niños japoneses. Ninguna muerte relacionada con la tos ferina se reportó, y hubo sólo 393 casos de tos ferina en una población de 110 millones. Sin embargo, hubo rumores de que la vacunación no era necesaria y que, por lo tanto, no era segura. En dos años, las tasas de vacunación cayeron al 10%, y en 1970 hubo más de 13,000 casos de tos ferina, incluyendo 41 muertes.

En 1981 comenzó un nuevo programa de vacunación contra la tos ferina, lo que causó que el número de casos y mortalidades comenzara a disminuir, pero tomó casi una década lograr que el número de casos disminuyera a como estaba en 1974.

En UI Health y Mile Square, lo animamos a ser proactivo con su vacunación, ya que es un favor que puede hacerse a usted mismo, a su comunidad y a las futuras generaciones.

Visite a su médico de atención primaria para estar actualizado con sus vacunaciones. Para aprender más sobre el Centro de Salud Mile Square, haga clic aquí.