Llámenos 866.600.2273


Los Proveedores dan su Opinión: Un Corazón Sano es la Mejor Forma de Prevenir la Hipertensión

viernes, junio 10, 2016

Nancy Miranda, M.D.

Nancy Miranda, MD

Medicina Familiar

Sin siquiera la menor indicación, la hipertensión es una de las condiciones más prevalentes y posiblemente de las más peligrosas a las que nos enfrentamos.

La hipertensión - también conocida como presión arterial alta - es una condición crónica en la cual la presión arterial se eleva más allá de un nivel saludable. Mientras más sangre deba bombear el corazón, mayor esfuerzo se pone en el corazón como músculo, lo que puede resultar en que el revestimiento de las arterias se desgaste más rápidamente.

"La hipertensión es el resultado de varias condiciones no saludables y de los estilos de vida que hacen que su corazón trabaje más y que aumente su riesgo, como la obesidad, la inactividad y el alto consumo de sodio", dice la Dra. Nancy Miranda, médica de medicina familiar en el Centro de Salud Mile Square - Back of the Yards.

Debido a que la hipertensión en general no presenta síntomas, muchas personas no saben que la tienen y pueden alcanzar niveles severos y peligrosos de hipertensión en donde comienzan a experimentar efectos secundarios, como sangrado de la nariz, dificultad para respirar y dolores de cabeza. En este punto, el corazón y otros órganos ya han experimentado daño sustancial y permanente, y la persona está en riesgo de ataque cardíaco, falla renal y del corazón, derrames y aneurismas.

Si bien la hipertensión afecta a una gran parte de la población, especialmente conforme las personas envejecen, no es una parte "normal" del ciclo de vida del corazón.

La Dra. Miranda sugiere que el ejercicio y una dieta sana son dos formas importantes de disminuir el riesgo de desarrollar hipertensión. Cuando alguien tiene peso excesivo, el corazón debe bombear más sangre para satisfacer las necesidades del cuerpo. El ejercicio - especialmente el ejercicio cardiovascular - ayuda a que el corazón se vuelva más fuerte, lo que hace que sea más fácil bombear la sangre.

Demasiado sodio en su sangre causa que el corazón haga el trabajo extra para limpiar su sangre, lo que causa que su presión arterial se eleve. Consumir menos alimentos grasos y salados le ayudará a perder peso y a aumentar la calidad de su sangre - reduciendo el riesgo de hipertensión.

Hágale un favor a su corazón - ¡sea gentil con él! Visite Medicina Familiar en UI Health para programar una cita para discutir la salud de su corazón o para obtener ayuda con las dietas y el ejercicio.