Llámenos 866.600.2273


Subvención para Estudiar el Impacto de la Tecnología en Pacientes Diabéticos

miércoles, septiembre 28, 2016

Investigadores de UI Health han recibido una subvención federal de $4 millones por cinco años para estudiar cómo la tecnología móvil puede ayudar a pacientes afroamericanos e hispanos a continuar con sus planes de tratamiento contra la diabetes.

Casi 30 millones de estadounidenses tienen diabetes y 86 millones más tienen prediabetes, lo que le cuesta a Estados Unidos $322 billones al año, de acuerdo con la Asociación Americana de la Diabetes. Muchos afroamericanos y latinos están en alto riesgo de sufrir complicaciones debido a la enfermedad - amputaciones, enfermedad renal terminal y retinopatía severa que puede llevar a ceguera - ya que no controlan apropiadamente su salud.

Los investigadores de UI Health, Lisa Sharp, profesora asociada de sistemas, resultados y políticas de farmacia, y el Dr. Ben Gerber, profesor de medicina, evaluarán si la tecnología móvil como los mensajes de texto y la videoconferencia pueden ayudar a los pacientes a continuar con su tratamiento, a comer más sano y a ser más activos físicamente. La subvención es de parte del Instituto Nacional de la Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales (National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases), uno de los Institutos Nacionales de la Salud (National Institute of Health).

Los pacientes de UI Health - 220 en total - recibirán apoyo extra de los entrenadores de salud y farmaceutas clínicos. Los farmaceutas se enfocarán en la toma de medicamentos, mientras que los entrenadores de salud intentarán identificar los retos psicosociales y ambientales para la adherencia y las formas informadas para superarlos.

El objetivo es ayudar a los pacientes a establecer metas, resolver problemas y negociar prioridades competitivas. "Uno de los problemas en esta población de pacientes es que la glucosa en su sangre disminuye, pero no pueden mantener ese nivel", dijo Sharp. "La vida sigue. Pueden perder seres queridos o pueden tener problemas financieros. Hay muchos tipos de retos para las personas con recursos limitados que viven en las ciudades del interior".

Los pacientes pueden estar aislados socialmente y no tener a nadie que les ayude a inyectarse la insulina. O su visión puede estar limitada, lo que puede hacer que sea difícil continuar con el régimen de medicamentos. Los trabajadores de la salud ayudarán a los pacientes a identificar a las personas en su vida que pueden ayudarles a controlar su enfermedad.

"La dinámica de la familia a menudo es complicada", dice Gerber. "Los pacientes pueden no sentirse cómodos para comunicarse con sus familiares o con las personas de su iglesia o vecindario. Estamos intentando descubrir cuál es la mejor forma para comunicarse con ellos e identificar recursos comunitarios que puedan ayudarlos. Los familiares están agradecidos de que los trabajadores de salud comunitarios estén ayudando a sus seres queridos".

Los entrenadores de salud visitarán inicialmente a los pacientes en su hogar para familiarizarse y aprender sobre su condición y lo que están haciendo para controlarlo. El número de visitas de seguimiento en el hogar variará, dijo Sharp - a algunos pacientes les gustan las visitas frecuentes, mientras que otros quieren ver a su entrenador menos frecuentemente. Los entrenadores de salud también pueden acompañar a los pacientes a sus visitas con los médicos o a la farmacia.

Los mensajes de texto les recordarán a los pacientes que deben tomarse sus medicamentos y proporcionarán apoyo y ánimo. Los entrenadores de salud usarán sus tabletas para tener videoconferencias con farmaceutas desde los hogares de sus pacientes.

"Las videoconferencias reducirán la necesidad de visitas en persona con un farmaceuta, ya que muchos pacientes de bajos ingresos no pueden ir físicamente a sus citas", dijo Gerber, quien ha realizado estudios tempranos sobre la adherencia a medicamentos y la tecnología entre latinos. "También, nuestros trabajos anteriores sugieren que los mensajes de texto son un medio deseable de comunicación y pueden facilitar el contacto más frecuente con los pacientes".

"Estamos intentando aprender para quién funciona este modelo y luego podemos usar los recursos que más los ayudarán", dijo Sharp. "Estamos intentando lograr que el paciente le preste más atención a su salud".