Llámenos 866.600.2273


Conozca más sobre un Aneurisma No Roto

La mayoría de los aneurismas no rotos no causan síntomas, a menos que sangren. Los síntomas de un aneurisma no roto pueden incluir ocasionalmente, pero no están limitados a, lo siguiente:

  • Dolor de cabeza severo (el peor dolor de cabeza de su vida)
  • Pupila dilatada en un lado
  • Visión borrosa o doble
  • Dolor arriba y detrás del ojo

La mayoría de los aneurismas no rotos son descubiertos durante una toma de imágenes del cerebro, como una resonancia magnética o una tomografía computarizada. Una persona con antecedentes familiares de aneurismas cerebrales debería realizarse una evaluación ya que esto podría ayudar a encontrar un aneurisma no roto. Fumar cigarrillos y la alta presión arterial también pueden contribuir a un aneurisma cerebral.

¿Está Usted en Riesgo de Sufrir un Aneurisma Cerebral?

Los síntomas de un aneurisma no roto pueden ser similares a otras condiciones o problemas médicos. Consulte a su médico de atención primaria si está experimentando uno o más de estos síntomas. Las pruebas pueden revelar un aneurisma no roto.