Llámenos 866.600.2273


Tumores de La Médula Espinal

No todos los tumores que afectan a la columna son cancerígenos, pero todos los tumores en esta parte tan delicada e importante de su cuerpo requiere habilidad y experiencia para su tratamiento.

En UI Health, nuestros neurólogos, neurocirujanos y otros expertos en el cuidado de la columna vertebral pueden diagnosticar un tumor en la médula espinal y proporcionar una amplia variedad de tratamientos, incluyendo la cirugía.

Entendiendo los Tumores de La Médula Espinal y El Cáncer

Los tumores de la médula espinal pueden ser cancerígenos (malignos) o no cancerígenos (benignos).

En muchos casos, un tumor en la médula espinal es un cáncer que ha empezado en otra parte del cuerpo. En los hombres, el cáncer de pulmón y de la próstata son los que tienen más probabilidades de extenderse hacia la médula espinal. En las mujeres, el cáncer de mama es el cáncer que tiene más probabilidades de extenderse hacia esa área.

Los tumores que empiezan en la médula espinal a menudo crecen despacio y son benignos. Sin embargo, es posible que un tumor de la columna se convierta en un tumor maligno con el tiempo.

¿Dolor de Espalda o Cáncer de Espalda?

El síntoma más común de los tumores benignos y cancerígenos de la columna es el dolor de espalda - especialmente a mitad de la espalda o en la espalda baja. El dolor en el área cervical superior podría sugerir cáncer de cuello.

El dolor podría aumentar con la actividad física, pero no está asociado con una actividad en específico o con una lesión. El dolor también podría empeorar al acostarse y podría extenderse a las caderas, piernas, pies o brazos. Un tumor que está creciendo podría presionar la médula espinal, las raíces de los nervios, los vasos sanguíneos o las vértebras al hacerse más grande.

Síntomas adicionales de los tumores de la médula espinal incluyen dificultad al caminar, debilidad en brazos o piernas, pérdida de función de la vejiga o intestinos, parálisis y deformidad de la médula espinal.

Estos síntomas pueden tener muchas causas que no son tumores. Nuestros especialistas pueden ayudar a asegurar que la causa de sus síntomas se encuentre y trate apropiadamente.

Diagnosticando Cáncer en La Médula Espinal

Cuando se sospecha de un tumor en la columna, nuestros especialistas en médula espinal tomarán un historial médico completo y llevarán a cabo un examen físico. Usted recibirá un examen neurológico para evaluar sus reflejos, la fuerza de sus músculos, visión, coordinación, equilibrio y otras funciones. Las avanzadas instalaciones de diagnóstico por imágenes en UI Health proporcionarán imágenes detalladas de los huesos, nervios y tejido de su espina dorsal. También pueden usarse otras pruebas, como biopsias.

Experiencia en el Tratamiento de Tumores en La Médula Espinal

No todos los tumores de la columna necesitan tratamiento quirúrgico. Los medicamentos antiinflamatorios, llamados corticosteroides, pueden ser proporcionados antes para reducir la inflamación cuando un tumor está presionando la médula espinal.

Dependiendo del tipo de tumor y de otras consideraciones, las opciones de tratamiento podrían incluir terapia de radiación, quimioterapia o ablación, la cual usa una aguja para quemar o congelar un tumor para destruirlo, preservando la salud del tejido cercano.

Sin embargo, algunas veces se necesita cirugía. Incluso un tumor benigno puede necesitar ser eliminado si está causando dolor y discapacidad o si hay probabilidades de que se convierta en un tumor maligno.

El equipo de neurocirugía de UI Health tiene experiencia en la técnica exacta y delicada que se usa para remover tumores de la columna por medio de cirugía mínimamente invasiva o cirugía abierta. También son expertos en el alivio del dolor y la discapacidad del cáncer de la médula espinal por medio de técnicas de estabilización de la médula espinal y descompresión espinal quirúrgica.