Llámenos 866.600.2273


Paciente de UI Health es el Primero en Ser Curado de Un Trastorno de la Sangre

martes, marzo 21, 2017

Damiano Rondelli, MD

Damiano Rondelli, MD (Inglés)

Hematology and Medical Oncology

Usando una técnica que evita el uso de altas dosis de quimioterapia y radiación como preparación para el trasplante de células madre, los médicos de UI Health han documentado la primera cura de un paciente adulto con anemia congénita diseritropoyética (CDA, por sus siglas en inglés). La CDA es un trastorno raro de la sangre en el cual el cuerpo no produce suficientes glóbulos rojos, causando un daño progresivo en los órganos y la muerte temprana.

La técnica de trasplante es única ya que permite que las células del donante tomen control sobre la médula ósea de un paciente sin usar agentes tóxicos para eliminar las células del paciente antes del transplante.

Dr. Damiano Rondelli (Inglés), director del programa de trasplantes de médula ósea en UI Health, dice que el protocolo puede usarse incluso en pacientes con un largo historial de enfermedades y daño de los órganos debido al uso mínimo de quimioterapia.

"Para muchos pacientes adultos con un trastorno de la sangre, las opciones de tratamiento han estado limitadas porque a menudo no están bajo suficiente riesgo para calificar para un procedimiento arriesgado o están muy enfermos como para tolerar los medicamentos tóxicos usados junto con un trasplante estándar", dijo Rondelli, quien también es el Profesor Michael Reese de Hematología en la Universidad de Illinois en Chicago (University of Illinois of Chicago). "Este procedimiento les da a algunos adultos la opción de un trasplante de células madre que antes no estaba disponible".

Por más de 30 años, el único curso de tratamiento de CDA para David Levy, de Northbrook, Illinois, fueron las transfusiones regulares de sangre para asegurar que sus órganos y tejidos recibieran suficiente oxígeno. Levy tenía 24 años cuando el dolor se volvió tan severo que tuvo que dejar la escuela de postgrado.

Levy's cure "Pasé los años siguientes sin hacer nada - no trabajaba, no iba a la escuela y no tenía contacto social - porque no podía enfocarme en otra cosa que no fuera el manejo de mi dolor y la recuperación de mi salud", dijo Levy.

A los 32 años, Levy necesitaba transfusiones de sangre cada dos a tres semanas. Había perdido su bazo, tenía un hígado agrandado y estaba sufriendo de fatiga severa, palpitaciones y envenenamiento por hierro, un efecto secundario normal en las transfusiones de sangre.

"Todo estaba muy mal", dijo Levy. "Ya había sufrido suficiente dolor. Yo estaba enojado y deprimido y quería una cura. Por eso empecé a mandarle correos electrónicos al Dr. Rondelli".

Rondelli dice que, debido a la variedad de enfermedades de Levy y su incapacidad para tolerar la quimioterapia y la radiación, varias instituciones le habían negado la posibilidad de recibir un trasplante de células madre. Los avances de UI Health para proporcionar una cura para la enfermedad de células falciformes le dio nuevas posibilidades. Rondelli realizó el trasplante de Levy en el año 2014.

"El trasplante fue difícil y tuve algunas complicaciones, pero ya he regresado a la normalidad", dijo Levy, quien ahora tiene 35 años. "Aún tengo un poco de dolor y algunos problemas debido a los años en los que mi condición no fue bien tratada, pero ahora puedo ser independiente. Eso es lo más importante para mí".

Levy actualmente está terminando su doctorado en psicología y dirije sesiones de terapia grupal en un hospital de salud del comportamiento.

Rondelli dice que el potencial de este enfoque de trasplante de células madre es muy prometedor.

"El uso de este protocolo de trasplantes puede representar una estrategia terapéutica segura para tratar a pacientes adultos con muchos tipos de anemias congénitas - tal vez sea la única cura posible", dijo Rondelli.

Este reporte de caso está publicado (Inglés) en una carta al editor en la revista Trasplante de Médula Ósea (Bone Marrow Transplantation).