Llámenos 866.600.2273


El Sueño de Sus Doctores le dio a Julius Means Una Razón Para Cantar.

Treatment for Sickle Cell Brings Hope and a Cure to Chicago Area Patients

Sickle Cell Doctors Miembros del "Equipo Ideal" de Julius: Dr. Victor Gordeuk, Director del Centro de Células Falciformes, Dr. Saraf Santosh y Dra. Johara Hassan

Es una enfermedad que restringe la habilidad de las células sanguíneas para llevar oxígeno y que causa un dolor inimaginable. Desafortunadamente, el hospital y el dolor no eran nada nuevo. Sólo tengo 24 años, pero he tenido más episodios de los que puedo contar desde que fui diagnosticado cuando tenía ocho meses de edad.

Fue muy difícil vivir con anemia de células falciformes. Tuve muchos problemas. Pero siempre intenté ver el lado bueno de las cosas. La anemia de células falciformes hizo que fuera más determinado para intentar ser como los demás. No podía jugar fútbol americano, así que jugué fútbol. Aprendí a escribir y a tocar música. No iba a estudiar cuando estaba enfermo, pero aún tenía buenas notas porque soñaba con ser juez.

Estábamos dispuestos a hacer lo que fuera necesario.

Cuando mi hermano Desmond vino a verme al hospital, mi doctora podía darse cuenta por su piel amarilla que yo no era el único en la familia que tenía anemia de células falciformes. Ella nos dijo que podía que fuéramos candidatos para un trasplante de células madre. Era una prueba clínica y el Dr. Rondelli y el Programa de Trasplantes de Sangre y Médula Ósea del Hospital y Sistema de Ciencias de la Salud de la Universidad de Illinois (University of Illinois Hospital & Health Sciences System) era el primer programa en el medio oeste de los Estados Unidos en llevarlo a cabo. Sólo lo habían hecho en una persona, pero las células madre saludables habían cambiado su vida: la anemia de células falciformes había desaparecido.

Nuestro donante de células madre tenía que ser un hermano y tenía que ser completamente compatible. Fuimos afortunados porque nuestro hermano Clifford no tenía anemia de células falciformes. Tuvimos incluso más suerte porque éramos compatibles. Valió la pena arriesgarnos: la anemia de células falciformes desapareció. Yo creo que el Dr. Rondelli, el Dr. Saraf y las enfermeras son el equipo ideal. Ellos hicieron hasta lo imposible para ayudarme. Su sueño de proporcionar trasplantes de células madre para personas con anemia de células falciformes es mi realidad. Ahora nada me detiene - desde la facultad de derecho hasta mi música - mi camino está libre. Estoy listo para volar.